viernes, 31 de octubre de 2014

Tarta de Cardamomo, mermelada de Ruibarbo y glaseado de Rosas



Lo prometido es deuda y aquí estoy con la receta de la tarta que preparé para la reunión del Clandestine Cake Club.
Como os dije en el post anterior es una tarta con un sabor muy, muy especial y esto hace que no guste a todo el mundo, la única forma de saber si os va a gustar o no, es hacerla. Qué me decís os animáis?

Ingredientes para el bizcocho

200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
250 gr de azúcar mezclado con una cucharadita de cardamomo recién molido (yo lo hago en un mortero)
4 huevos grandes a temperatura ambiente
250 gr de harina
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de sal

nota: podéis utilizar 250 gr de harina bizcochona en cuyo caso no habría que añadirle ni la levadura ni la sal.

Precalentamos el horno a 170º y engrasamos tres Layer de 15 cm.
Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal. Reservamos.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa y haya blanqueado.
Añadimos los huevos uno a uno, no echamos el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado.
Echamos la harina y mezclamos bien hasta conseguir una masa homogénea.

Volcamos la mezcla repartida a partes iguales entre los tres moldes y horneamos durante 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.

Mientras se hornea el bizcocho preparamos el almíbar:

100 gr de azúcar
100 ml de agua
3 vainas de cardamomo.

En un cazo ponemos el azúcar y el agua. Abrimos las vainas y echamos las semillas de cardamomo en el agua y las vainas también. Colocamos el cazo en el fuego y cuando empiece a hervir lo retiramos, removemos bien para que se disuelva el azúcar y reservamos.

Para el relleno:

300 ml de nata para montar (>35% m.g.) bien fría.
50 gr de azúcar glas
Mermelada de Ruibarbo (yo la compré en el Corte Ingles)

Ponemos la nata en un bol junto con el azúcar glas y la montamos. Reservamos.
Abrimos el tarro de mermelada y reservamos ;-)

nota: el ruibarbo es una planta que tiene un tallo como de color rojizo- rosa y una hoja muy verde, de esta planta solo se utiliza el tallo y es muy común encontrarlo en recetas de repostería británica y de los países del centro de Europa pero en España ya es más complicado por no decir imposible verlo en las fruterías. La mermelada ya confeccionada la podéis encontrar en tiendas especializadas o tipo gourmet.

Montaje de la tarta:

Una vez los bizcochos hayan reposado en el frigorífico un par de horas como mínimo aunque es mejor hacerlos de un día para otro, los nivelamos con una lira y los empapamos bien con el almíbar.
Ahora colocamos una plancha de bizcocho sobre una base para tartas y untamos la cara que nos queda hacia arriba con la mermelada, yo le he puesto una capa generosa pero eso va en gustos, a continuación ponemos una capa de nata. Encima ponemos otra placa de bizcocho y repetimos el mismo proceso. Por último colocamos la tercera plancha de bizcocho y lo dejamos tal cual, es decir, no hay que ponerle ni mermelada ni nata.
Lo que vamos a hacer a continuación es el glaseado que luego echaremos por encima.

nota: el almíbar también lo podemos echar en los bizcochos una vez sacados del horno, mientras aún están en el molde los pinchamos con un palillo varias veces y pincelamos con el almíbar, pasados 10 minutos desmoldamos y seguimos normalmente.

Glaseado de Rosas:

100 gr de icing sugar tamizado.
Un poco de agua
1 cucharadita de pasta de rosas.

Ponemos el icing sugar tamizado en un cuenco y  le echamos un poco de agua (un par de cucharadas), con una varilla removemos bien para que se disuelva el azúcar, si vemos que necesita un poco más de agua se la echamos y volvemos a remover, así hasta conseguir la textura deseada, nos tiene que quedar un líquido un poco espeso, que veamos que cubra. Cuando lo tengamos justo como queremos echamos la cucharadita de pasta de rosas y removemos hasta mezclarlo bien.

Ahora lo colamos así nos aseguramos que no hay ningún grumo por ahí escondido.

Una vez colado, lo echamos sobre nuestra tarta desde el centro dejando que el glaseado se escurra por todo el bizcocho superior y laterales de nuestra tarta. Cuando el glaseado se haya secado y deje de gotear, guardamos la tarta en la nevera para que la nata no pierda consistencia, la sacáis una media hora antes de servir.

Yo la decoré con unos macarrons pero podéis ponerle la decoración que más os guste.

4 comentarios:

  1. Hola! qué pinta más buena y con los macarons divina! besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chicas! A ver si algún día podéis venir.
      Besos

      Eliminar
  2. Que bonita! Además se ve deliciosa, con esa mermelada y el icing. Jo, que de tiempo que no hago tartas!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tienes la excusa Manderly ;-)
      Claro que te tienen que gustar los 3 ingredientes... cuando contaba como iba a hacer la tarta me miraban un poco con cara de susto! "cardamomo, rui....que? y rosa?" jajajaj

      Besos

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...